dimecres, 10 de desembre de 2008

Amore e Morte



Es el amor lectores y hermanos míos, lo más trágico que en el mundo y en la vida hay; es el amor hijo del engaño y padre del desengaño; es el amor el consuelo y el desconsuelo, es la única medicina contra la muerte, siendo como es de ella hermana.

Fratelli, a un tempo stesso, Amore e Morte
Ingeneró la sorte.

comó cantó Leopardi.

El amor busca con furia a través del amado algo que está allende este, y como no lo halla, se desespera.

Miguel de Unamuno, "Del sentimiento trágico de la vida"
_________________________________________________________

El amor y la muerte, tal y como canta Leopardi (es como un guiño que me hace la vida, leer ahora en un libro un poema de Leopardi), parece ser hermanos, uno siempre cogido de la mano del otro, el uno no existe sin el otro.

Dicen que en poesia, a nada más se ha versado a parte del amor, la muerte, y el paso del tiempo, que son los grandes temas de siempre.

El amor y la muerte, seguramente mis dos grandes obsesiones en la vida; y las dos, mis dos temas de siempre, como siempre, tan mal llevados.

¿Se puede morir de amor? Yo creo que si, y confio que si. ¿Se puede amar a la muerte? Me temo que si, ¡claro me temo que si!

El amor, en parte es una forma de engañar a la muerte, del amor de dos seres, puede dar como resultado la vida de otro ser, y la vida de otro ser es el engaño perfecto a la muerte. Dos seres mortales, perpetuados en otro ser mortal, que algún día también se perpetuará.

Habla Unamuno de la unión entre dos cuerpos, y habla de tal forma, que en algún momento habla de la unión de dos seres, como si pasaran a ser uno de solo; hace un tiemp habría pensado: "¡Miguel, que exagerado!". Pero ahora puedo decir que no, que lo he experimentado, que se que es, y quizás es, sólo quizás, lo más bello que existe en la vida.

¿Que hay más allá de la muerte? Nadie lo sabe, creanme. ¿Que hay más alla del amor? Nadie lo sabe, también creanme.

El dia que comprenda, que interiorice, que significa el amor y la muerte, quizás, y también sólo quizás, seré un hombre completamente feliz y sano.

2 comentaris:

difistinto on 10 de desembre de 2008 a les 12:37 ha dit...

Buena reflexión.Dramatica en su exceso para los menos complejos. Pero fuera de su dramatismo, mas cerca de su verdad que de la estetica creencia absorta en su "meme" esencial, podriamos circular lo amado con la muerte desde un punto mas real para el ser humano que la aparente carencia o falta de percepción ante su significado emocional. Y en ese punto analizar su eje principal, descifrando asi, que ambas opciones Amor-muerte significan para el ser lo mismo.

El vacio, la nada, la realidad, el espacio entre átomos, la verdad.

Este es el camino por el que circula el Tao, este es su lugar de anclaje. Amar al amor y amar la muerte, pues las dos esencias conviven en el mismo vacio. La realidad del ser en consonancia con su antagonista de temor al amor y temor a la muerte.

Este es el camino del Tao.

Y el Tao es aquello que quien sepa describirlo es porque no lo ha percibido.

Pero está aqui, en resonancia con tu reflexión y en la mente humana, siempre caotica y dramatica a la hora de buscar su propia esencia para no descubrirla como cierta por desconocer su tiempo o su mejora.

(Yo poco se de todo, poco se de acentos en las frases, pero se que es llorar de amor y muerte)

He dicho.

Mon

Inés Bohórquez on 11 de desembre de 2008 a les 9:27 ha dit...

El amor y la muerte infinitos reflejos mueca del destino granos que han saltado.

Tiempo y vida muerte y destino como no navegar en un mar de anclas?

El amor y la vida o la muerte y el desamor parecen espejos parecen un solo significado ... me has hecho pensar en lo que será del camino cuando ya no tengamos ningun motivo para caminar...

saludos

Publica un comentari a l'entrada

 

Desert Humit Copyright © 2008 Black Brown Art Template by Ipiet's Blogger Template